Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

Cinco motivos para viajar a Barcelona

Por | 11 septiembre, 2015 | 0 comentarios

Barcelona

Barcelona tiene un gran poder de convicción para lograr que más de siete millones de personas la visiten cada año. Es una ciudad repleta de razones para que sea el escenario perfecto de una escapada.  Sus encantos se adaptan como un guante a todo tipo de viajeros que se convierten en los mejores embajadores de la Ciudad Condal cuando regresan a sus puntos de origen. Aunque se podría elaborar una lista interminable, aquí van solo cinco motivos de peso para viajar a Barcelona y quedarse prendado de ella.

Una arquitectura única

El diseño de Barcelona es el de una ciudad moderna que se ha convertido en referencia y modelo en otros muchos lugares del mundo. Su capacidad para aunar tradición y vanguardia es envidiable, y eso no pasa desapercibido para el visitante. La singularidad de muchos de sus edificios es una de las bazas con las que juega Barcelona. De hecho es el principal referente del modernismo, abanderado por genios como Antonio Gaudí y Domènech i Montaner. La Sagrada Familia, el Parque Güell, las casas Batlló y Milá, el Palacio de la Música y el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo son algunos ejemplos de esa arquitectura que sigue viéndose como rompedora por mucho que pasen los años.

Aunque el modernismo juega un papel capital, tampoco hay que olvidarse de su Barrio Gótico, un lugar especial que conserva intacta su esencia y que es el auténtico corazón de Barcelona. La Basílica de Santa María del Mar en el Born, el Templo Expiatorio del Sagrado Corazón en el Tibidabo y el Liceo en Las Ramblas son otras muestras de esa arquitectura monumental que se extiende hasta nuestros días con ejemplos como la modernísima Torre Agbar.

Gran oferta cultural, de ocio y negocios

Barcelona se ha convertido en un referente mundial por acoger todo tipo de eventos culturales, deportivos y empresariales. Las giras de las principales estrellas de la música suelen tener a la Ciudad Condal como una de sus paradas obligadas. Además, alberga cada año festivales que atraen a público de todo el globo terráqueo como el Sónar y el Primavera Sound.

En cuanto al deporte, el fútbol ocupa un lugar muy destacado, pero además la ciudad acoge el Gran Premio de España de Fórmula 1 y el Gran Premio de Cataluña de Motociclismo, entre otras citas.

Por su parte, los congresos profesionales como el Mobile World Congress y los congresos médicos han colocado a Barcelona como una de las ciudades más relevantes del turismo de negocios.

Y todo esto se completa con un sinfín de propuestas más modestas que se desarrollan cada día y que le otorgan un dinamismo especial.

Gastronomía

Barcelona es una de las cunas de esa cocina mediterránea que tanto gusta en otras latitudes y que se basa en el uso de productos frescos de calidad con una elaboración atrevida, sorprendente y cuidada. La Ciudad Condal tiene el privilegio de estar a la vanguardia de la cocina creativa en España y prueba de ello es que 23 de sus restaurantes poseen alguna estrella Michelin.

El secreto del éxito de la gastronomía barcelonesa es haber logrado aplicar lo mejor de las cocinas andaluza, vasca, la ‘nouvelle cuisine’ francesa y la mediterránea gracias al espíritu creativo de una serie de cocineros que se han ganado el reconocimiento mundial.

Esa gastronomía se puede degustar en grandes y prestigiosos restaurantes, pero también en forma de tapas muy elaboradas en barrios como el Born, Gracia, Las Ramblas y el Ensanche.

Clima privilegiado

El frío es un factor que frena a muchos turistas a la hora de viajar a una determinada ciudad. En Barcelona no existe ese problema ya que goza de un clima privilegiado durante todo el año. Los inviernos son suaves con temperaturas que rondan los 10-12 grados. En otoño y primavera se elevan hasta los 20 grados y en verano puede haber días bastante calurosos en los que se llegue hasta los 34 grados. Las lluvias no son abundantes y la brisa marina que posibilita el estar mirando al Mediterráneo genera una sensación muy agradable.

De hecho uno de sus mayores atractivos es el ser una ciudad costera. La posibilidad de compaginar la visita por los encantos de la capital con el relax que otorga una tarde de playa en la Barceloneta es un privilegio al alcance de pocas grandes urbes del mundo.

Amplia oferta hotelera

Gracias al empuje que significaron los Juegos Olímpicos de 1992, Barcelona ha visto cómo ha aumentado considerablemente su oferta hotelera. Pero no solo se ha incrementado el número de hoteles, también se ha puesto énfasis en su calidad. De esta manera, el turista que viaja a la Ciudad Condal se encuentra con una importante red de alojamientos de todos los niveles, pero con unas garantías absolutas. Eso posibilita que la capital pueda asumir el importante flujo de visitantes que recibe sin que ello signifique una merma en la calidad del servicio.

Barcelona cuenta en la actualidad con casi 400 hoteles que abarcan un amplio abanico de precios y localizaciones. Por poner dos ejemplos, se pueden encontrar alojamientos modernos cercanos al lugar en el que se celebra un determinado congreso o en pleno centro de la ciudad para poderla visitar de una forma más cómoda.

Categorías: Turismo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*