Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

Cinco tesoros del barrio del Born

Por | 7 noviembre, 2015 | 0 comentarios

Born

Bohemio, vanguardista, histórico y con mucha vitalidad. Son sólo cuatro de los muchos calificativos que se pueden aplicar al barrio del Born en Barcelona. Se trata de un distrito singular que cada vez está adquiriendo mayor relevancia entre barceloneses y turistas. No sólo estamos ante uno de los barrios más antiguos de la ciudad condal, también es un epicentro cultural y comercial. Basta decir que, diseminados entre sus callejuelas con mucho encanto, se encuentran medio millar de restaurantes, bares, tiendas y otros negocios, muchos de ellos de lo más llamativo y original. Algunos comparan el Born con el Soho de Nueva York, y la verdad es que no es nada exagerado.

Aunque en teoría el Born pertenece al barrio de la Ribera, en la práctica el segundo ha adaptado el nombre del primero. Este hecho da una idea de la influencia de una zona que hasta el siglo XVIII fue el centro neurálgico de Barcelona, pero que posteriormente entró en un profundo declive del que se ha sabido recuperar cuán ave fénix.

El Born está repleto de tesoros y lugares mágicos que el visitante no puede dejar de descubrir. Para ello hay que adentrarse en sus recónditas calles y dejarse enamorar por un enclave que conquista a propios y extraños. Proponemos cinco de estos tesoros que demuestran que el Born es mucho más que un barrio.

  1. Basílica de Santa María del Mar

Teóricamente pertenece al barrio de la Ribera, pero como el nombre del Born ha envuelto a todo este distrito barcelonés, es obligatorio incluir a la basílica en esta lista. Construida en el siglo XIV y de estilo gótico catalán, Santa María del Mar está considerada como la catedral del pueblo porque fueron los propios habitantes del barrio los que la hicieron posible. Su presencia en la exitosa novela “La catedral del mar” de Ildefonso Falcones le otorgó un mayor simbolismo.

  1. Palacio de la Música Catalana

La obra de Domènech i Montaner es una de las maravillas del modernismo que se pueden encontrar en Barcelona. Además de la posibilidad de asistir a uno de los conciertos que se programan en este espacio, también el visitante puede participar en una visita guiada por sus espectaculares estancias.

  1. Mercado de Santa Caterina

Se trata de un lugar que ha sabido aunar a la perfección tradición y modernidad. Nació en 1.845 para que los habitantes del barrio pudieran adquirir productos básicos y frescos. Con el paso del tiempo el edificio se fue lógicamente deteriorando, pero a finales de los noventa sufrió una profunda renovación en la que se incorporó su característica cubierta colorida y ondulada. El constante trasiego en sus puestos de alimentos de primera calidad es una forma de palpar la vitalidad del Born.

  1. Palacios de la calle Montcada

Pasear por lo que fue la calle más burguesa de la Barcelona medieval es un fantástico viaje en el tiempo. Ese esplendor se mantiene intacto gracias a la rehabilitación de algunos de los palacios que están allí enclavados. Destacan el Dalmases y el de los Marqueses de Llió. El Palacio Aguilar es la actual sede del Museo Picasso, de visita obligatoria en el Born, y también merece la pena contemplar el Palacio Cervelló con su espectacular fachada gótica.

  1. Fossar de les Morenes

Es una plaza con un enorme simbolismo puesto que está construida sobre una fosa común en la que reposan los restos de algunos de los caídos durante el asedio de Barcelona en la Guerra de Sucesión Española en 1714, momento en el que el Born perdió su esplendor y entró en una absoluta decadencia que a día de hoy es agua pasada.

Categorías: barcelona

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*