Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

El Palau de la Música, mucho más que una sala de conciertos

Por | 15 enero, 2016 | 0 comentarios

Palau de la Música

La arquitectura del Palau de la Música de Barcelona lo convierte en una sala de conciertos privilegiada para cualquier cantante y orquesta de primer nivel. Gracias a su estructura concebida como una caja de música, los acordes y la voz de los artistas tiene un sonido perfecto. Para completar el inigualable espectáculo, el gran tragaluz que permite la entrada de iluminación natural pone la guinda a un marco sin igual. Pero además, de ser una gran sala de conciertos, el Palau de la Música es un reclamo turístico que ofrece interesantes propuestas.

Concebido como la sala de conciertos del coro l´Orfeó Català comenzó su actividad en 1.908. Actualmente, además de ser un referente musical, se ha convertido en un reclamo turístico más de Barcelona por la belleza y singularidad del edificio obra de Lluís Domènech i Montaner. Cientos de personas visitan cada año el Palau de la Música atraídos por el considerado como el “edificio más modernista del mundo”. Recorrer la Sala de Ensayo del Orfeó Català, la Sala de Conciertos, la Sala Lluís Millet, el Órgano del Palau, los pasillos y la gran escalera – con una barandilla labrada en piedra y decorada con balaustres de vidrio – es una experiencia más que recomendable para cualquier persona que acuda a la ciudad condal.

Además, la planta baja del Palau de la Música ofrece la posibilidad de degustar exquisitos platos que plasman la cocina mediterránea utilizando como materia prima productos de primera calidad. La gastronomía del Palau es especialmente apetecible los días con temperaturas suaves ya que es posible disfrutar de una relajada comida o un aperitivo en la terraza exterior, aunque el espacio está equipado con calefactores para el invierno y sombrillas en verano para que la experiencia sea agradable todo el año.

Una de las labores menos conocidas del Palau de la Música es la Escuela del Palau. Una iniciativa de actividades y propuestas educativas dirigidas a los más pequeños para potenciar su desarrollo integral. El hilo conductor es la música que transporta a los niños a un mundo de vivencias cognitivas y emocionales. La programación de esta iniciativa está disponible en la web del Palau.

Con independencia del motivo que incite la visita al Palau, contemplar la belleza y la singularidad del edificio de Domènech i Montaner es mucho más que acudir a una sala de conciertos.

Categorías: barcelona