Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

Hoteles: la calidad en forma de estrellas

Por | 20 abril, 2015 | 0 comentarios

Hoteles con estrella

Una pregunta que se hacen muchas personas que se alojan en los hoteles es qué criterios se han seguido para clasificarlo de una a cinco estrellas. En España, el sentir mayoritario es que la valoración de estos establecimientos está muy acorde con los servicios que ofrecen. La seriedad con la que se está trabajando en esta línea ha logrado sus frutos y evita que se genere insatisfacción en el turista por no cumplir sus expectativas.

La competencia de la categorización hotelera en España es potestad de las comunidades autónomas, aunque eso no impide que se manejen criterios uniformes en todo el país para que no se produzcan desigualdades de una región a otra. Antes de la apertura de un hotel al público es obligatorio solicitar a la Consejería o Dirección General de Turismo correspondiente la clasificación del establecimiento. Esta ordenación estará vigente mientras el hotel cumpla con los requisitos que marque la normativa.

Para garantizar que con el paso del tiempo el establecimiento hotelero sigue reuniendo las condiciones para lucir un determinado número de estrellas, cada comunidad autónoma realiza inspecciones de turismo de forma habitual. Se trata de una forma de garantizar la calidad del servicio y la excelencia del sistema hotelero español, que se ha convertido en un referente en Europa.

Con el objetivo de alcanzar una mayor unificación de criterios, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) elaboró en 2011 un documento que sirviera de pauta para las legislaciones autonómicas en España. El texto detalla, entre otros aspectos, el mínimo de metros cuadrados que deben tener las habitaciones de un hotel para ser clasificados y el equipamiento necesario en cada caso. Por poner un ejemplo, un hotel de cinco estrellas debe contar con una habitación doble de un mínimo de 17 metros cuadrados, mientras que en el de tres estrellas basta con 15 metros cuadrados.

Aunque la clasificación hotelera tiene cinco niveles, algunas comunidades autónomas como Cataluña estrenaron hace unos años dos nuevos: cuatro estrellas superior y gran lujo. En este caso los criterios para obtener estas categorías no se asientan solo en la medida de la habituación, sino que también inciden en su equipamiento.

Como habrán podido comprobar la concesión de estrellas no es fruto de la casualidad sino que responde a una normativa rígida que se refuerza con inspecciones constantes. Gracias a este serio trabajo, en España se ha desterrado aquella frase de “a este hotel se le cae una estrella”.

Categorías: Turismo

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*