Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

San Juan, la noche mágica del fuego

Por | 19 junio, 2015 | 0 comentarios

Barcelona

Si hay una noche mágica cada año esa es la de San Juan. La tradición de las hogueras sigue muy presente para dar la bienvenida al verano, quemar los malos augurios y disfrutar de unas horas de reunión, amistad, vecindad y diversión. Barcelona es uno de los lugares donde esa noche tiene un mayor significado gracias a la unión de las verbenas y el fuego. La revetlla de Sant Joan, como se conoce la fiesta en la ciudad, es una marcada seña de identidad popular que no pasa de moda y que engancha por igual a jóvenes y adultos.

El origen de la noche de San Juan es anterior a la implantación del cristianismo y está relacionada con el culto al Sol. No obstante es cuando tiene lugar el solsticio de verano (aunque la fecha exacta es el 21 de junio) y el día tiene una mayor cantidad de horas. La tradición de las hogueras para alejar los malos espíritus ha ido ligada a esta fiesta desde sus inicios y aún hoy se conserva muy viva.

En Barcelona esta jornada mágica tiene la característica de ser una celebración popular en la que vecinos y grupos de amigos se reúnen para encender hogueras al son de la música. En las calles y plazas de muchos barrios los vecinos tiran petardos y el fuego ilumina la noche mientras la gente baila con las verbenas que se programan para dar un mayor colorido. En esas hogueras se queman maderas inservibles y trastos viejos con el objetivo de dar paso a un tiempo nuevo. En la Ciudad Condal todos esos fuegos tienen el denominador común de que son encendidos por la conocida como “Llama del Canigó”. Se trata de un fuego que no se apaga nunca y que permanece durante todo el año en el Castellet de Perpiñán en Francia. Cada 22 de junio se lleva hasta la cima del Canigó y posteriormente se va distribuyendo por Barcelona para que todos puedan encender su hoguera con esta simbólica llama.

La fiesta se alarga hasta altas horas de la madrugada con bailes sobre las brasas y fuegos artificiales mientras la música no para de sonar. Es momento para soñar con un verano inolvidable, con que los problemas se puedan dejar atrás y especialmente para disfrutar del valor de la amistad y la vecindad. Todo es alegría y diversión ya que lo malo se debe calcinar en la lumbre.

Y como en toda fiesta que se precie siempre hay algo que sirve para endulzarla, San Juan no se puede quedar atrás. Las cocas son otra tradición arraigada en Barcelona que se venden por cientos en panaderías y pastelerías de toda la ciudad. Se trata de un dulce con frutas, piñones y relleno de crema o mazapán que se toma acompañado de un buen cava o moscatel. La costumbre dice que debe ser el doble de largo que de ancho con los ángulos redondeados para simbolizar que el día es mucho más extenso que la noche en esta jornada de San Juan.

Una tradición milenaria con el fuego y la magia como protagonistas que Barcelona volverá a vivir de una forma especial con la gente en las calles. En HCC te invitados a hospedarte en uno de nuestros hoteles para que puedas celebrar la verbena de San Juan.

Categorías: barcelona

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*