Blog  - hcc Hotels

Te mantenemos informado con nuestro blog

Un paseo de ensueño por el manto blanco del Berguedá

Por | 16 abril, 2015 | 0 comentarios

¿Se imagina poder disfrutar de un paseo con raquetas de nieve por el Prepirineo a poco más de una hora en coche de Barcelona? La bella ciudad de Berga ofrece esta posibilidad gracias a su situación privilegiada en el corazón de la comarca del Berguedá, un enclave de auténtico ensueño para los amantes de la naturaleza y de la nieve.
En el hotel HCC Ciutat de Berga brindamos la posibilidad de vivir una experiencia única para poder contemplar algunos de los parajes más espectaculares que nos ofrece esta zona del Prepirineo catalán. La excursión con raquetas de nieve es una de las más demandadas por el visitante ya que es la mejor manera de exprimir al máximo los encantos naturales del enclave. Además, está destinada a toda la familia y no es necesario ser un experto en senderismo o esquí para realizarla.

Las raquetas son unos elementos que se acoplan a las botas como si fueran esquís, pero que ofrecen una gran estabilidad y una total adherencia en terrenos nevados o helados. De esta forma se evitan caídas o que el caminante se hunda en la nieve gracias a una sensación de flotación. Por si fuera poco, la excursión está guiada por un profesional con el objetivo de otorgar mayor seguridad y tranquilidad. Asimismo, el trayecto es en gran medida llano por lo que no hay que enfrentarse a demasiados desniveles que dificulten el avance. Simplemente hacen falta ganas de gozar de la naturaleza y sumergirse en el manto blanco que cubre el Berguedá.

La actividad, de unas tres horas de duración, incluye una parada para reponer fuerzas en forma de buenos alimentos en el Refugio de Rasos de Peguera, una antigua estación de esquí transformada hoy en día en un atractivo parque de nieve. Desde allí se puede gozar de unas estupendas vistas de toda la comarca, que lo convierten en un mirador privilegiado. Entre otros puntos el visitante contemplará en el sur la silueta de Montserrat y el Parque Natural del Montseny y mirando hacia el norte las cordilleras del Alto Berguedá y la Sierra de Ensija.

Una excursión en un paisaje de postal de la que disfrutan adultos y niños por igual, que otorga un valor añadido a la estancia en Berga y que se une a los atractivos turísticos que posee esta ciudad con un encanto especial.

Categorías: berga

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*